QUIÉNES SOMOS

Conócenos


La fundación Doctor Armando, DAF,

está formada por un grupo de profesionales que de forma altruista trabajamos desde 2004 para mejorar diversos aspectos de la vida de las personas de los países en desarrollo.

Al mismo tiempo profundizamos en nuestra búsqueda espiritual de forma individual o colectiva, respetando todas las creencias y religiones, pero utilizando elementos comunes o herramientas para el autoconocimiento y experiencia de lo sobrenatural, como son la meditación y la contemplación.

Contribuimos al desarrollo Sanitario
Trabajamos para el desarrollo Socio-cultural
Concedemos becas educativas
Buscamos soluciones a la  pobreza
Contamos con voluntarios  altruistas
Fomentamos compasión y el amor altruista
 

Todos los que integramos la DAF compartimos y fomentamos la compasión y el amor altruista que llevamos a la práctica mediante la “acción dirigida” al desarrollo sanitario (asistencial y educacional), económico (agrícola, ganadero y nuevos recursos) y formativo (escuelas y talleres profesionales), en colaboración con otras fundaciones de India, Nepal y Bhután, a las que facilitamos asesoramiento técnico y financiación parcial o total de sus proyectos. Además fomentamos la comunicación interreligiosa y las culturas autóctonas como parte de nuestro programa de salud comunitaria.


  LOS CINCO PILARES FILOSÓFICOS DE DAF

meditacion3f  

 

Entrenando la atención dirigida a mejorar nuestro nivel de consciencia (para alcanzar una consciencia plena).

ContemplacionNo somos lo que pensamos, sino lo que hacemos de corazón.
Ejercitarnos en el “silencio mental” nos ayuda a comprender el sentido de la vida al experimentar otros planos de existencia fuera del ego.
“Obras son amores y no buenas razones”

COMPASION

Conmoverse por los que son víctimas de la ignorancia o de la miseria, sintiendo que nuestra posición privilegiada es una oportunidad y no una ventaja. Oportunidad de amar ayudando a los demás y no una ventaja, pues en la rueda de la existencia mañana ese pobre desgraciado puedes ser tu.

Acción

 

Consecuente, responsable, profesional, dirigida a conseguir los fines de la DAF.

Todos los miembros de la DAF debemos de tener muy clara la intención última de nuestros pensamientos y actos, y por eso fomentamos la meditación y desarrollo de la consciencia, y tiene que coincidir esa intención con lograr que “todos los seres tengan la misma oportunidad de transcender” y que el hambre y la ignorancia son dos barreras fundamentales contra las que debemos luchar

RECTA INTENCIÓN

Para el fundador de la DAF, el Dr. Armando Menéndez, contemplación y acción juntas son la única vía que nos conduce a vivir a Dios, a tener la experiencia de Dios (Lord Experience), teniendo en cuenta que Dios es solo una palabra con un significado distinto para cada nivel de evolución espiritual del ser humano y por tanto, no podemos definir a Dios sino “sentirlo”, vivirlo, uniéndose a Él a través del trabajo altruista y de la experiencia mística mediante la contemplación. Cuando en los sucesivos textos hablemos de Dios, realmente estamos usando un término, un lenguaje universal que exprese esa experiencia unitiva con el principio creador, o la razón primera y última de todo, o con la vacuidad donde nuestra yoidad se disuelve libre de todo apego y engaño o con el perfecto amor, porque lo importante es cómo resuene la palabra Dios en nuestros corazones, cómo lo sintamos y vivamos, no como lo definamos o llamemos.

En lo único que estamos de acuerdo es en que si quieres buscar a Dios no lo hagas en los libros ni en las diferentes doctrinas y mucho menos en los templos. A Dios búscalo en lo más profundo de tu ser silenciando tus pensamientos mediante la meditación profunda y amando y trabajando por los que nos necesitan y que pueden vivir en la puerta de al lado.

La DAF es por tanto una oportunidad de crecimiento espiritual en la acción donde todos los buscadores encontrarán su sitio y qué hacer.


DAF-boloB

Nuestra Fundación DAF nació como necesidad de ampliar los fines y el ámbito de la Asociación para la Formación Continuada de Médicos del Tercer Mundo (AMTM), que en 1994 constituyó el Dr. Armando Menéndez Suárez y que está registrada con el número 129.037 en el Ministerio del Interior del Reino de España.

 

Share This