OBITUARIO FEDERICO SOPEÑA

Reunión DAF-MANDALNOTICIA ON-LINE

Adiós a Federico Sopeña, 70 años de entrega a los más pobres de India

Fecha de la publicación: 06 de febrero de 2017


El jesuita Federico Sopeña, padre espiritual de Armando Menéndez, (presidente de DAF), nos ha dejado.

Armando Menéndez ha querido despedirse, dedicándole, las siguientes palabras:

Obituario a Federico Sopeña: Armando Menéndez ha querido despedirse

Ha muerto Federico Sopeña, mi padre espiritual en India.

Es un hombre santo, pues sólo la santidad te hace inmortal y por eso uso el presente continuo, “es” y no “era”. Junto a Vicente Ferrer, también amigo, fueron los dos hombres que más huella han dejado en mi alma. Mumbai jamás volverá  a ser la misma sin él.

Me recogía en el aeropuerto y con el mismo cariño me iba a despedir aunque fuesen las 4 de la mañana. Tenía una pierna ortopédica, pues la suya la perdió en un accidente con su pequeña motocicleta cuando iba a trabajar, como hizo toda su vida, a los barrios más pobres de esta gran ciudad. Daba gracias a Dios por esa bendición, pues decía que ese miembro de plástico era lo único que no le dolía de su envejecido y castigado cuerpo. Encontró hogar a muchos niños con SIDA, huérfanos de padres fallecidos de la misma enfermedad que azota a los slums y logró que familias españolas corriesen con todos esos gastos.

 

Father Sopeña fue el padre espiritual y putativo de muchísimos niños y adultos indios, especialmente de la etnia Adivasi.

Fede, junto a los padres también jesuitas, Feliu y Massanet, y otros muchos, son y lo seguirán siendo, la gloria de la Compañía de Jesús en India, continuadores de San Francisco Javier al que visito (sus reliquias) en Goa siempre que mi trabajo en Mumbai me lo permite.

 

Fotos realizadas en Vinayalaya Retreat House de los Jesuitas en Mumbai en 2014

Fotos realizadas en Vinayalaya Retreat House de los Jesuitas en Mumbai en 2014

Fotos realizadas en Vinayalaya Retreat House de los Jesuitas en Mumbai en 2014

Fotos realizadas en Vinayalaya Retreat House de los Jesuitas en Mumbai en 2014

 

En nuestra última foto juntos en 2014, en su humildísima habitación de Vinayalaya, que a él le parecía todo un lujo acostumbrado a vivir en una chabola durante muchísimos años, posamos con un libro, “Ante la crisis”, que escribimos juntos aunque Fede solo lo prologa, pues evitaba todo protagonismo.

En sus páginas analizamos desde distintas ópticas, contando con las diversas opiniones de otros  grandes intelectuales indios que frecuentaban esta residencia de los jesuitas de Mumbai, lo fácil que es conocer a Dios cuando das de ti mismo; tan fácil como que Él sale a tu encuentro sin que tengas que hacer otra cosa que amar a esos pobres que tienden sus manos esperando que compartamos con ellos el pan nuestro de cada día. El resto, según me decía Fede, queda inmerso en las tinieblas de la Teología, de las que sólo sales cuando sigues las huellas de Jesús.

Que fácil resulta ser cristiano cuando tu maestro hace y no habla. Qué difícil nos lo ponen los que hablan y no hacen. El mundo necesita muchos Federicos Sopeña y yo desde el 25 de Enero de 2017 me siento huérfano de nuevo. Solo me consuela el que nos volveremos a ver, aunque yo no me merezca compartir su sitio junto a Dios.

Armando Menéndez Suárez en Gijón a 5 de Febrero de 2017.

 

La noticia ha sido publicada en prensa, en el periódico LA VANGUARDIA, describiéndolo como “misionero jesuita catalán Federico Sopeña falleció ayer en Bombay (India) a los 90 años, tras casi siete décadas ayudando a los más desfavorecidos de aquel país, impulsaba proyectos educativos, sanitarios y de emancipación social con organizaciones locales de la India, y en 2016 consiguió la nacionalidad india.”

Share This